2. Eruca Leo

Materia blanda, tiempo profundo.
30/06—2/07/2022
Taller Municipal de Cantería





En la familia de las Erucas los pétalos crecen en forma de cruz. Sus flores, de color blanco a amarillento, tienen grietas de color violáceo, parecen pieles con venas que riegan la planta de fuera adentro. El ácido erúcico es afrodisiaco, despertaba a los somnolientos en los poemas de Virgilio. La reina flor, creciendo sobre la rúcula, asoma en busca de algún insecto que la polinice. De entre los trigos asoman 7 cabezas de león.

Al igual que los demás felinos, no pueden digerir las plantas. No tienen enzimas ni el tracto digestivo preparado para romper su celulosa. Tampoco los dientes pueden machacarlas. No conocen la rumia. Entre sus estómagos y la flor se abre un metabolismo imposible, una distancia infinita; sus materias nunca se llegarán a mezclar. El león observa la planta, entre el estambre y el jugo gástrico se ilumina el ojo. Se tiñen las pupilas del enorme gato de piedra de un azul fuerte. Por un instante, en su retina, ocurre una digestión visual, que lo intoxica y hace parpadear. Después, la flor muere.






Materia blanda, tiempo profundo.
30/06—2/07/2022
Taller Municipal de Cantería
Institute for Postnatural Studies x Bosque Real